Menú Cerrar
Botas de Invierno

Botas de Invierno: La Guía de Compra

Encontrar las botas de invierno perfectas puede ser una tarea un poco confusa. Hay de quienes prefieren un estilo fashionista hasta los que buscan la comodidad, pero en lo que todos estamos de acuerdo es que queremos una bota que nos proteja, del frío, del agua, de las inclemencias del clima glaciar.

Las botas de invierno son una de las prendas más importantes cuando uno se encuentra en un lugar frío. Es mejor si mantienes tu pies secos en las temperaturas bajo 0. Por eso vale la pena tomarse el tiempo de buscar unas botas que nos gusten, que nos tallen y que mantengas nuestros pies calientes.

¿Qué tipo de botas de invierno necesito?

Nadie puede decir cuales son las mejores botas de invierno, porque simplemente no las hay.

Encontrar las botas ideales dependerá de tu estilo de vida, de tu trabajo, de tu hobbies y de tu presupuesto. ¿Caminas mucho? ¿El invierno en donde vives dura 3 o 6 meses? ¿Practicas escalada? Estas son solo alguna preguntas que deberás plantearte antes de comprarte un buen par de botas.

Botas de invierno

Detalles a tomar en cuenta antes de comprar una bota de invierno

A continuación te dejamos las características que podrían guiarte para encontrar las botas perfectas.

Clasificaciones de temperatura

Las clasificaciones para las botas de invierno pueden venir desde -10 ° C hasta los -100 ° C. Es bueno saber que estas estimaciones no son estrictamente acertadas, pues la temperatura corporal de cada persona varía, pero pueden ser una guía que te permitirá saber en promedio cuánto podrán soportar tus botas.

De 0º C a -20º C

Este rango de temperaturas pertenece a las botas menos aisladas, que pueden ser para realizar ejercicios en la nieve, o simplemente hacer caminatas por la ciudad. Por lo general este tipo de botas utilizan entre 200 – 400 gramos de insulación.

De -20º C a -40ºC

Recomendados para aquellos que les gusta la aventura y se adentran en las colinas nevadas para practicar un poco de ski, raquetas de nieve o snowboard. En esta clasificación podemos incluir también a aquellas personas que viven en ciudades que llegan hasta temperaturas de -35º C.

-40º C a -70º C

Estas botas están equipadas para hacerle frente al invierno más difícil. Se aconseja para aquellos que hacen expediciones en la nieve por tiempo prolongado. Estas botas tienen un aislamiento entre los 400 y 600 gramos.

Menor a -70º C

¿Te vas a la antártica a buscar el tesoro perdido? Las botas con un rango de temperatura menor a los -70º C pueden cubrirte bien de las temperaturas más extremas que el ser humano puede soportar, con un aislamiento de 500 a 800 gramos, querrás usarlas para irte a pescar a los lugares más inhóspitos del planeta tierra.

Impermeabilidad

Si en el lugar que piensas visitar o donde vives neva, entonces las botas impermeables son una necesidad. No hay nada peor en las temperaturas abajo de 0 que uno pies mojados. Para evitar que el calor de tus pies se vaya, debes mantenerlos secos todo el tiempo.

Las botas de invierno de calidad por lo general están fabricadas con materiales impermeables. Busca también que tus botas tengan características como lengüetas reforzadas, polainas, cintas o bandas elásticas para evitar que el agua y la nieve entre por la parte superior de las botas.

Tipo de Aislamiento

Los existen sintéticos y de animales (piel de oveja, plumón de ganso). La ventaja de los aislamiento sintéticos, es que se mantienen secos a pesar de estar expuestos a la húmedad, que es lo que buscamos cuando compramos botas para la nieve.

Algunos tipos de aislamiento conocidos en el mercado son:

Primaloft – Conocido como “el plumón de ganso sintético”, es un material que a diferencia del plumón de ganso al mojarse y secarse sin perder sus propiedades aislantes. Se mide en gramos y se utiliza en variedad de productos como guantes, calcetines y gorros. Es usado comunmente por marcas de botas como The North Face y Timberland.

Thinsulate – Una fibra muy liviana que nos proporciona el mismo calor que un aislante tradicional. Podemos encontrarla en las populares botas Sorel, Kamik, Timberland.

Heatseeker – Un aislamiento desarrollado por The North Face, caliente, durable y fácilmente comprimible.

Zylex – Diseñado por Kamik, es una fibra que absorbe la húmedad y retiene el calor en la bota, además de tener una lámina térmica que desvía el frío del pie.

Omni-Heat – Patentado por Columbia, es un aislamiento que se usa tanto en calzado como en ropa. Ayuda a regular la temperatura corporal al reflejar el calor hacia el usuario.

Optima-Warm – Una fibra sintética creada por Merrel, elimina gran parte del volumen en la botas y les atrapa el calor corporal.

Fieltro de Lana – El aislante por excelencia durante generaciones, la lana controla muy bien la húmedad y crea una barrera contra el frío en tus pies. Sin embargo si es natural y gruesa puede costarte unos dólares extra más.

Forro polar y lana sintética – Muy cómodo y ligero, esta suele ser la opción de la mayoría de botas de moda. Se suele utilizar en estilos más elegantes y modernos y aunque aporta cierto grado de aislamiento, no se recomiendan para una exposición al frío extremo.

Tracción

Botas con Tracción

Las botas para la nieve tienen una suela diferente a la de las botas para caminar en la tierra. Una suela de goma impermeable con patrones de tacos que se adhieren a la nieve las vuelven ideales para cruzar caminos con nieve, charcos y hielo.

¡Cuidado con la aceras congeladas! No olvides antes de comprar una bota, revisar el agarre de la suela a la hora de dar pasos sobre el hielo. Caerte puede resultarte más costoso.

Comodidad

Hacer grandes caminatas con botas pesadas puede ser fatigante. Elegir una bota que te proteja y que sea ligera puede ser complicado y deberás consultar de nuevo a tus necesidades. Si caminas mucho en la ciudad, puedes que tus botas no tengan que ser las más pesadas. Si haces escalada, elige unas botas que permitan a tu pie respirar para no sudar, y asegurate que tengan una buena tracción.

Botas con Forros Extraíbles

Se recomienda para personas que realizan caminatas cortas. La gran ventaja de estas botas es que si están mojadas, podemos extraer sus forros para secarlas más rápido. Incluso si te vas a acampar puedes usar los forros como zapatillas dentro de tu tienda de campaña. Pero si las usas para hacer caminatas prolongadas, podrían causarte ampollas, ya que el forro hace que la bota esté más suelta.

Estilo

Botas con estilo

Las botas de moda pueden no ser siempre las más calientes, y las botas con aislamiento tampoco las más atractivas. Encontrar ese balance entre ambas características no es siempre obvio, pero sí que es posible.

Primero lo primero, comodidad. De nada sirven tus preciosas botas sin el aislamiento necesario, claro, si quieres mantener con vida a tus pequeños dedos. Busca marcas que te ofrezcan una garantía en confort y seguridad, las encontrarás en estilos variados, que puedes usar tanto en la ciudad, como en actividades de invierno.

Tipos de botas de invierno según tu necesidad

Botas Casuales

Botas casuales

Ofrecen un aislamiento moderado para caminar dentro de la ciudad. Suelen incluir materiales como el cuero y la gamuza. Aunque no son las botas más resistentes a los climas extremos, si vives en una gran urbe o te encuentras en un invierno liviano, estas botas te mantendrán abrigado en caminatas cortas.

Ideales para: Trayectos cortos como recorrer la ciudad.

Botas de Senderismo

Botas de Senderismo

Estos modelos son básicamente están diseñados para caminar largas distancias y caminos difíciles. Tienen la mejor tracción de todas las botas para nieve y a diferencia de la mayoría, estas son unas botas bajas, que se ubican por debajo del tobillo que deja respirar mejor al pie cuando se hacen actividades en la nieve.

Ideales para: Hacer raquetas de nieve y escalada.

Botas para el Frío Extremo

Botas para frío extremo

Son las botas más aislantes que puedes tener. Cálidas, voluminosas y muy resistentes, las botas de trabajo o frío extremo están allí para aquellos que se adentran en los climas más adversos. Con una estructura más pesada y voluminosa seguro que no querrás usarlas para caminar distancias de más de 5 kilómetros.

Ideales para: Actividades de bajo rendimiento como pescar en el hielo.

Cuánto debería gastarme en unas botas

Finalmente y después de haber entrado en detalles, esto es lo que definirá que tipo de botas conseguirás. En promedio, una par de botas con aislamiento, con buena tracción y cómodas no vendrá a costarte menos de unos 90 . Es posible que algunas botas con estilo invernal y precios super económicos te tienten, pero no olvides que es la seguridad de tu pie lo más importante, algo con lo que no quieres arriesgarte en temperaturas congelantes.

Para sacarle mayor partido a tu inversión, te aconsejamos lo siguiente:

Compara los precios de la tienda en línea. Es bueno tener opciones en cuanto a estilos se trata, las plataformas en línea tienen la ventaja de ofrecernos variedad de opciones en modelos y tallas en comparación a una tienda local. Si bien una tienda local nos dá la experiencia real de probarnos la bota, otra opción es tallarse un modelo en específico y luego comprar ese mismo modelo en línea.

Revisa la garantía. Las botas con garantía suelen costar algo extra, pero si estás pensando en un modelo que te dure durante muchos años, quizás vale la pena tenerlas.

Compra a final de temporada. Sabemos que los zapatos de invierno están más caros cuando este comienza. Planea tu compra con tiempo anticipado y ahórrate un dinero, comprando tus botas en primavera.

Consejos para cuidar tus botas de invierno

En invierno, la sal y la suciedad podría dañar tus botas, haciendo que huelan mal y se manches. Una limpieza regularmente, hará que tus botas duren más tiempo y tengan una buena apariencia.

Te invitamos a leer nuestro post: Cómo Limpiar Las Botas de Invierno

5/5