Menú Cerrar
Guantes termicos para el frio extremo

Cómo escoger los mejores guantes para el frío extremo

Los guantes no son exactamente nuestra prenda favorita de invierno, pero a temperaturas congelantes, si que son indispensables. Usamos las manos para todo, desde conducir hasta apalear la nieve e incluso revisar nuestro celular en la parada de autobús. Y es en estas ocasiones donde unas manos sin guantes pueden volverse verdaderamente inútiles. 

Para mantener tus manos a salvo y calientes, hay un par de cosas que necesitamos saber. En esta guía te explicamos cómo elegir los guantes correctos y qué características considerar al comprar un buen par de guantes.

La primera de ellas es qué actividades pienso hacer a lo largo del invierno. Mientras que la mayoría de guantes para el snowboard y el esquí alpino están hechos con exterior impermeable y un buen aislamiento, quizás para los que nos quedamos más en la ciudad unos guantes de gama media sean suficientes. 

Los guantes de uso cotidiano según la temperatura, pueden usarse en actividades como:

  • Pasear al perro
  • Apalear la nieve
  • Conducir
  • Caminar varios más de 5 minutos
  • Esperar el autobús
  • Patinar sobre hielo
guantes termicos

Los guantes más especializados los puedes considerar para actividades como:

  • Correr
  • Hacer caminatas en la montaña
  • Hacer ciclismo
  • Raquetas de nieve
  • Esquí de fondo
  • Esquí alpino
  • Snowboard

¿Guantes, mitones o manoplas?

Antes de comenzar a hablar de materiales y características, vamos a conocer que tipos de guantes existen y en qué ocasiones podrían ser convenientes cada uno.

Los guantes son aquellos que cubren cada dedo por separado. La ventaja de estos es que permiten una mayor destreza, permitiéndonos sujetar objetos. Son excelentes para actividades como manejar.

guantes termicos impermeables

Guantes impermeables

Los mitones por otro lado, similares a los guantes cubren cada dedo por separado pero solo hasta la mitad. Los mitones permiten que las puntas de los dedos estén expuestas y esto puede ser muy conveniente cuando utilizamos el celular o la computadora.

Personalmente solo uso los mitones para interior, pero también pueden ser de gran ayuda en temperaturas de otoño y primavera. También existen los mitones en fusión con las manoplas, quiere decir que pueden ajustarse según las necesidades lo que es excelente para el uso cotidiano. 

guantes sin dedos

Mitones con manopla

Las manoplas por otro lado, tienden a ser más cálidas que los guantes y los mitones gracias a que no existe separación de los dedos, lo que permite que estos mantengan el calor entre sí. Aunque no son te sentirás tan ágil con ellas como con un par de guantes, van perfectas cuando las temperaturas son demasiado frías.

Manoplas mujer

Manoplas de lana

Existen fusiones de manoplas con guantes como las manoplas tipo langosta. Estos son muy convenientes para quienes buscan la calidez de las manoplas y la movilidad de los guantes.

guantes 3 dedos

Manopla tipo langosta o guantes de 3 dedos

Materiales para guantes de invierno

Aunque la construcción de los guantes es importante para la movilidad, el material hará una gran diferencia a la hora de guardar el calor. 

Guantes de lana: Ofrecen gran calidez según el grosor. Los guantes de lana gruesa son livianos y económicos pero no serán los mejores si se entra en contacto con el hielo y la nieve.

Guantes de forro polar: Este tipo de guantes tienden a ser más delgados y ajustados y son ideales para actividades moderadas o de alto rendimiento. Se pueden combinar con un par de manoplas para obtener un mayor aislamiento.

Guantes de capa blanda: Ligeros y resistentes a los elementos como el viento, el agua y la nieve. Van muy bien para climas con frío extremo y actividades moderadas. 

Manoplas snowboard

Manoplas impermeables

Guantes con aislamiento: Cuentan con diferentes capas, la interior ayuda a retener el calor y la exterior es impermeable o resistente al agua. Dependiendo del diseño, estos guantes pueden también ser muy transpirables, lo que ayuda a mantener las manos secas. Estos guantes van excelentes para quienes trabajan en la nieve o quienes hacer deportes al aire libre en invierno.

Tipo de aislamientos en los guantes

Existen 2 tipos de aislamiento que comúnmente se utilizan en guantes y manoplas: Plumón y relleno sintético.

El plumón es un aislante comúnmente usado en abrigos de invierno. Es fácil de comprimir, ligero y muy transpirable. Los guantes con relleno de plumón con frecuencia son también impermeables, pues si se mojan, el plumón pierde su capacidad de aislamiento.

Estos guantes suelen ser más caros que aquellos con relleno sintético y se recomiendan más para climas fríos y secos.

El relleno sintético tiene como característica ser muy resistente a la húmedad, lo que lo hace perfecto para actividades donde se tiene contacto con la nieve, como el esquí y el snowboard. Es mucho más económico que el plumón, pero como desventaja es menos cálido y más voluminoso.

Impermeabilidad en los guantes

Los guantes y manoplas impermeables son también a prueba de viento, lo que los hace ideales para algunos deportes al aire libre. La tecnología Gore-Tex® se usa frecuentemente en los guantes y manoplas de esquí y snowboard, aunque muchos fabricantes también ofrecen su propia tecnología como The North Face y Marmot.

Talla y ajuste de los guantes

El ajuste de los guantes y de las manoplas es esencial para mantener el calor. Unos guantes demasiado grandes harán difíciles tareas tan simples como cerrar la cremallera de tu abrigo y dejarán escapar el calor más rápido. Unos guantes muy pequeños podrían restringir la circulación y enfriarte más rápido. 

Un guante con buen ajuste deberá tener al menos ¼ de pulgada como excedente con los dedos extendidos y al cerrar el puño no debe quedar demasiado apretado. Consulta la tabla de tallas de cada fabricante para conocer cuál es tu talla de ideal.

Y si no tengo guantes técnicos, ¿Qué puedo hacer?

Existen algunos trucos que puedes usar para que tus manos se mantengan calientes aún si no tienes guantes técnicos para el frío.

Primero, ponte los guantes antes de salir. Guardar el poco calor que te resta es importante si no tienes guantes demasiado calientes. Si vas a fuera sin guantes y tus manos se enfrían, te será más difícil volverlas a calentar al ponerte los guantes.

Usa calentadores de manos en tus guantes. Esto es un truco muy valioso, sobretodo si tus dedos están en el punto de congelación. Los hot packs o calentadores de manos son fáciles de usar y harán una gran diferencia.

calentadores de manos

Hot Packs o Calentadores de manos

Usa varias capas de guantes. Idealmente, usar unos guantes de forro polar combinados con unas manoplas darán buenos resultados.

Compra guantes térmicos con batería. Aunque son más caros, si haces actividades que requieren estar mucho tiempo fuera y sufres de frío en tus manos, podrían valer la pena.

guantes electricos

Guantes calefactables

Comparte este artículo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *