Menú Cerrar
Como lavar un abrigo de plumas

¿Cómo lavar abrigo de plumas sin estropearlo?

Tener este tipo de abrigos se ha vuelto muy común incluso convirtiéndose en uno de los más usados en épocas invernales por la excelente protección contra el frío y el viento que brinda.

Sin embargo, lavar un abrigo de plumas puede significar un reto si no tienes práctica o conocimiento sobre el tema, por lo que la mayoría opta por gastar mucho dinero en lavanderías cuando es totalmente posible lavarlo en casa en lavadora o a mano.

Solo es cuestión de aprender y perder el temor a estropear tus prendas ya que si sigues las indicaciones y consejos que daré a continuación, aprenderás a asearlas correctamente, una vez esté limpio te enseñaré a guardar tu abrigo de manera que ocupe poco espacio.

Lavar abrigos de plumas en lavadora y secadora

Prepara tu abrigo antes de lavar en la secadora.

1. Revisa la etiqueta. Cada abrigo tiene especificaciones de como lavarlo, primero verifica estas instrucciones.

etiqueta de abrigo

2. Cepilla el abrigo. Antes de lavar un abrigo de plumas es importante que la limpies exteriormente con un cepillo para quitarle la suciedad superficial que pueda tener.

3. Dale la vuelta al abrigo.

4. Usa un detergente especial para plumas y abrigos impermeables.

5. Utiliza una bolsa de malla si es posible.

Lavado de plumas

Comienza el ciclo de lavado

  1. Limpia el compartimento del detergente y programa el ciclo. Elimina los rastros de detergente o suavizante, de esta manera todo el contenido que sea usado para limpiar tu prenda será nuevo.
  2. Posteriormente programa el ciclo de lavado, asegúrate que este sea corto, delicado y en agua fría. Cuidado! No lo laves en un ciclo más fuerte pues el centrifugado podría dañar el abrigo.
  3. Una vez esté todo preparado coloca la chaqueta en la lavadora, pero procura cerrar el cierre frontal y abrir el de los bolsillos.

El secado en la secadora 1h – 3 hrs (dependerá del grosor del abrigo)

Este tipo de prendas no deben secarse al aire libre, no solo tomaría mucho tiempo, sino que además se corre el riesgo de que las plumas empiecen a tener mal olor. Por lo tanto, utiliza la secadora a temperatura baja, si la subes mucho podría derretirse la costura.

Para evitar daños también puedes optar por usar una bolsa de algodón antes de meterla en la secadora, después del primer ciclo simplemente sácalo, dale la vuelta al abrigo para que la parte que estaba dentro quede afuera y repite el proceso hasta que esté completamente seco.

Una vez esté terminado deja la chaqueta en un lugar donde pueda ventilarse por al menos dos días, si después de esto sientes todavía pequeños bultos, significa que la prenda todavía no está totalmente seca y necesita más tiempo en la secadora.

Pasos para secar un abrigo de plumas:

  1. Voltea de nuevo el abrigo y presionalo con una toalla seca para remover el exceso de agua.
  2. Utiliza bolas de lana o pelota de tenis en la secadora, de esta forma, tu abrigo tardará menos en secar.
  3. Asegurate que tu abrigo esté completamente seco antes de empacar.
bolas de lana

Bolas de lana para secado rápido.

Seca el abrigo

Este tipo de prendas no deben secarse al aire libre, no solo tomaría mucho tiempo, sino que además se corre el riesgo de que las plumas empiecen a tener mal olor. Por lo tanto, utiliza la secadora a temperatura baja, si la subes mucho podría derretirse la costura.

Para evitar daños también puedes optar por usar una bolsa de algodón antes de meterla en la secadora, después del primer ciclo simplemente sácalo, dale la vuelta al abrigo para que la parte que estaba dentro quede afuera y repite el proceso hasta que esté completamente seco.

Una vez esté terminado deja la chaqueta en un lugar donde pueda ventilarse por al menos dos días, si después de esto sientes todavía pequeños bultos, significa que la prenda todavía no está totalmente seca y necesita más tiempo en la secadora.

Lavar y secar abrigos de plumas a mano

1. Primero debes voltear el abrigo para que su interior quede expuesto, acto seguido colócalo en una tina con agua tibia, la suficiente como para que la prenda que totalmente cubierta.

2. Agrega jabón neutro o especializado para ropa con plumas y mezcla lentamente a medida que vas refregando la tela con suavidad, no uses cepillos ya que podrían arruinar la tela. Drena la tina y da vuelta a la chaqueta nuevamente a su posición normal.

3. Para enjuagarlo llena la tina de nuevo con agua tibia que cubra toda la superficie de la chaqueta, refriega suavemente hasta que salgan todos los residuos de suciedad y jabón, repítelo las veces que sea necesario hasta que el agua quede limpia.

El secado manual solo funciona en primavera y verano, pues son las únicas estaciones en las que no se tardará tanto en perder toda la humedad, por el contrario, si lavarás tu chaqueta durante climas más fríos lo recomendable es hacerlo en secadora.

4. Lo único que debes hacer para secarlo manualmente es enrollar la prenda para eliminar los excesos de agua, todo de manera cuidadosa. Luego envuélvelo en una toalla y déjalo secar sobre una superficie plana y ventilada.

¿Cómo guardar abrigos en poco espacio?

Revisa tu armario

Antes de intentar guardar tus abrigos en poco espacio revisa la ropa que tienes y verifica que toda la estés usando, te sorprenderá la cantidad de basura que guardamos sin darnos cuenta, incluso si tu guardarropa es pequeño puedes hacer espacio si te deshaces de cosas que ya no utilices.

Además, también puedes retirar y guardar prendas fuera de estación y hacer espacio para aquellas que si usaras en los siguientes meses.

Doblar y organizar la ropa

Podría parecer un poco obvio, pero te sorprendería la cantidad de personas que desperdician espacio por doblar o colgar su ropa indebidamente, muchos ni siquiera lo hacen y la enrollan y guardan de cualquier manera.

Te recomiendo que la próxima vez que coloques ropa en tu armario lo hagas con más cuidado, incluso puedes comprar organizadores para maximizar tu espacio. Úsalos para crear zonas en tu closet, por ejemplo, puedes separar las camisas de invierno, los sacos y los abrigos en varios compartimentos y guarda la ropa de otras estaciones en cajas de cartón y puedes situarlas en algún estante o incluso encima del ropero.

La ropa que se dobla y que si utilizaras podrás guardarla en cajones transparentes, así te evitarás la molestia de desdoblar cada prenda buscando la que necesitas.

Utiliza fundas para guardar ropa voluminosa

Otra manera de guardar tus abrigos en poco espacio es comprando fundas de ropa, si la prenda en cuestión es demasiado grande puedes guardarle de esa manera para no desperdiciar espacios libres.

No solamente con abrigos, también esos trajes o vestidos que necesitan su propio lugar para no dañarse son excelente candidatos para economizar espacio. Incluso las sabanas puedes doblarlas muy bien y guardarlas en la funda de la almohada, verás cómo te ahorras muchísimo lugar que no sabias que tenías.

Consejos finales

  • No utilices jabones fuertes, suavizantes o blanqueadores, dan muchos mejores resultados los jabones neutros.
  • Nunca laves prendas de pluma en seco ya que con este método se podrían perder los aceites naturales del interior.
  • Usa una lavadora que soporte un tamaño considerable de ropa (una capacidad mayor a 10 kg), si no cuentas con un modelo así es mejor que laves a mano.
  • Este tipo de ropa requiere de mucha paciencia y cuidado para que no se dañe, así que tenlo presente antes de comprar algo que tenga estas características.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *