Menú Cerrar
Correr en invierno

Cómo Salir a Correr en Invierno: Los 6 Consejos Clave

Salir a correr en los días soleados es un privilegio que no siempre podemos tener. A veces la madre naturaleza nos obliga a quedarnos en casa, frustrando así las oportunidades que tenemos de ejercitarnos en los días nublados y fríos. Sin embargo, existen quienes corren contra viento y marea, y para los cuales, el clima poco interfiere con su rutina.

Los runners de corazón saben que no habrá excusa que pare al cuerpo de moverse, incluso en las temperaturas más desafiantes. Es por eso que hoy traemos una lista de consejos que te ayudarán a correr en invierno y no fracasar en el intento.

correr con frio

Calienta antes de salir

Entendamos algo: En invierno, uno no simplemente puede salir y empezar a correr como lo hace en el verano. Las temperaturas abajo de los 15º C tienden a bloquear nuestro cuerpo, reduciendo la circulación y contrayendo los músculos. Es importante hacer una sesión de estiramientos y cardio para oxigenar el cuerpo antes de tocar el pavimento.

Prueba los siguientes estiramientos antes de correr:

Vístete para correr en el frío

¿Conoces a tu cuerpo? Date cuenta de la reacción de tu cuerpo hacia las temperaturas, Observa si sudas en exceso o si tiendes a tener frío rápidamente. Esto debería darte una idea de cómo vestirte.

Mantén tu cabeza, cuello y manos protegidos

Si la temperatura baja de los 0º C, usa guantes. Existen guantes que son gadget friendly y te ayudarán a mantener la movilidad en tus dedos. Todos sabemos que no hay algo más difícil que usar nuestro móvil cuando tienes las manos congeladas.

Usa un gorro delgado para correr, sólo si piensas que tendrás mucho frío. Las bufandas, pasamontañas o cubrecuellos también son una gran idea para evitar que el viento entre por nuestro cuello.

Usa un capa base

Vestirse en capas en invierno es obligatorio. Al correr esto no es una excepción. Usa una malla y una camiseta térmica como capa base para mantenerte seco y bien aislado. Una sudadera o cortavientos deportivo será perfecto para cubrirte en el exterior.

Vístete con menos ropa que de costumbre

Al principio, lo normal es que sientas frío. Después de unos minutos, verás como la temperatura de cuerpo aumenta y estarás de nuevo en control. Si te pones demasiada ropa, terminarás cargando tu chamarra de regreso o sudando demasiado, ¡que no es lo ideal cuando estás a menos de 0º C!

Zapatillas gore tex

Ponte zapatos con buena tracción

Cuando nieva o llueve, la tracción de tus zapatos es clave para no caer y lastimarse. Consigue unos zapatos que tengan una tracción superior a la de unas zapatillas deportivas convencionales. Además puedes optar por modelos impermeables, como aquellos con el tipo de suela GORE-TEX que mantendrán a tus pies secos si corres en nieve espesa.

Te puede interesar: Las Mejores Zapatillas para Correr por La Nieve

Si ya tienes zapatillas de deporte y vienen con buena tracción, también puedes añadir cadenas para zapatos o crampones, que reforzarán tu calzado para no deslizarte en el hielo.

Hidratate

Aunque no parece que sudemos mucho con el frío, eso no quiere decir que no consumamos líquidos. Tu cuerpo hace esfuerzos enormes para mantener su temperatura y eso requiere de una buena hidratación, toma agua antes, durante y después de correr.

botella acero inoxidable

Usa bloqueador o crema hidratante

Si hay sol y hace frío, usa bloqueador. Que haga frío no significa que el sol no queme. Si no hay sol, usa una crema hidratante y un labial para evitar que tu piel se seque demasiado al exponerte al viento frío.

running invierno

Hazte notar

En invierno la luz del día es limitada y los bancos gigantes de nieve pueden empeorar la visión. Si corres cerca de carreteras o calles transitadas, asegúrate de ser visible a los automovilistas. Usa ropa fluorescente o con colores vivos como el rojo, amarillo o naranja, que contrastan completamente con el paisaje gris azulado. Y si se pone muy oscuro, no olvides cargar un chaleco reflectante y una linterna.

ropa para correr en invierno

Si terminas de correr, no te enfries

Cuando termines tu rutina, te darás cuenta que tu cuerpo empieza a bajar la temperatura rápidamente. Vístete más y busca llegar a casa lo más rápido posible para evitar calambres y lesiones. Toma bebidas calientes y estira en casa después de entrenar afuera.

Comparte este artículo:

Facebook
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *